tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

Todos saben de todo

en 23/01/2013

A todos nos gusta dar consejos, de todo tipo y, en todas circunstancias, pero hay un momento en la vida en la que recibes más consejos de lo normal, provenientes de cualquier persona y, en cualquier situación.

Desde el momento en que te quedas embarazada y, lo haces público, empiezan los consejos. Desde lo que tienes o no tienes que hacer y comer, hasta en que hospital es mejor dar a luz. Como cada uno vive su propia experiencia, te pueden aconsejar y desaconsejar el mismo hospital, por ejemplo. Es un bombardeo constante de información. Por no hablar de las leyendas urbanas, es decir, que según la forma de la tripa será niño o niña, si el poso de café es de una manera será niño, etc. ¡He oído tantas cosas!

Cuando eres, sobretodo, primeriza, estás encantada de recibir todos estos consejos y, los tomas todos en serio, aunque se contradigan unos y otros.

Cuando ya ha nacido el bebé, la cosa empeora aún más, consejos de cómo hay que dar el pecho, cómo tienes que criarle, cómo hay que cambiarle el pañal, la guardería, las comidas y, un sin fin de cosas más.

Recuerdo una situación en la que me agobiaba muchísimo que todo el mundo quisiera ayudarme : EN EL MÉDICO. Aquel centro de salud era diminuto, todos estábamos hacinados. Nano era muy pequeño, recién nacido y, me tocó ir muchas veces al pediatra. Temblaba cada vez que teníamos que ir, porque iba dormidito todo el camino pero, una vez allí, lloraba y lloraba, todo el mundo me daba cosejos de cómo le tenía que coger, que si eran cólicos, tenía hambre, sueño, hasta me le cogían en brazos para enseñarme cómo hacerlo … Quizá solo estaba agobiado, como yo.

Es cierto que, he agradecido mucho todos los consejos que me han dado y, lo sigo haciendo, pues me los asimilo a mi manera, me quedo con los que realmente me interesan y, con los demás, doy las gracias igualmente, pero en eso se queda todo.

La gente sólo quiere ayudar, pero no se dan cuenta que, la mejor manera de hacer bien las cosas es haciéndolas tu mismo y, equivocándote. Nadie nace sabiendo ser madre, se aprende a base de la experiencia y, del instinto, éste es el mejor aliado que existe y, del que más me fio. Cada uno tiene que seguir su instinto y hacer las cosas como cree que es mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mamá Oveja

La madre del cordero

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi mamá me mola

Historias de una Familia molona: blogterapia, planes molones y un poquito de "heart made" chulo de vez en cuando...

¡S.O.S Primerizas!

Blog basado en la experiencia de una madre primeriza.

Oriella Carolina

Bienvenidos!!

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

regalosbabytu

Dinos lo que necesitas y lo creamos para ti

tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

A %d blogueros les gusta esto: