tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

Mi Semana Santa

 

SAM_7171No soy muy católica, como mi familia, pero esto no ha hecho que no disfrute la Semana Santa, porque para mí no solo es fe, es también tradición.

Tengo un gran recuerdo de cuando era niña en estas fiestas, y no solo porque eran vacaciones, sino porque en mi casa siempre hemos seguido siempre un ritual, como hacer torrijas, bajar a la procesión el domingo de Ramos con la palma, los huevos de chocolate del domingo de Pascua, también recuerdo otras cosas, como la operación limpieza a fondo que hacía mi madre de toda la casa ( y que sigue haciendo ). También es la fecha que ella eligió para hacerme una foto todos los años, y que yo ahora me hago con Nano.

Son todos estos detalles, que año tras año me han acompañado, que nos ha unido como familia y que han creado un precioso recuerdo para todos. Por todo ello, continuaré la tradición, hacieno las torrijas, la foto, la procesión, los huevos de chocolate y la limpieza (bueno, ésto último ya veremos… )

Todos los buenos momentos que se pasa en familia, perduran en el recuerdo de cada uno toda la vida.

Deja un comentario »

Bizcocho de chocolate, mascarpone y fresas

CIMG9764Empezaré con mi primera tarta, la que hice para el cumpleaños de mi madre hace ya dos años. Gustó muchísimo y por ello, la he repetido varias veces.

Consiste en bizcocho de chocolate, cubierto por mascarpone y fresas troceadas. Es muy fácil y tiene un sabor espectacular, gracias a la mezcla del queso y las fresas.

El bizcocho conviene que sea muy fino para que resulte más fácil comerlo y no se desmorone todo.

La he hecho en varias ocasiones, aunque hace bastante que no la hago, así que pobablemente la haré muy pronto porque me encantó.

¡Espero que os guste!

 

2 comentarios »

Mamá

feliz-dia-de-la-madre-965412He tenido unos días muy ajetreados y he tenido el blog un poco abandonado. Tengo varias cosas preparadas para publicar, pero no puedo resistirme y tengo que contaros que este fin de semana Nano ha empezado a decir “mamá”.

Desde hace un par de semanas llama a su papá con una vocecita de angelito, claro, él se deshacía cada vez que lo hacía. Tengo que reconocer que, aunque me hacía mucha ilusión, tenía algo de envidia, pues es maravilloso sentir cómo te llama, cómo pide tu atención con su vocecita y yo deseba que lo hiciese también conmigo, pero como cada niño lleva su ritmo, y se que lo haría tarde o temprano, tampoco me preocupé, me dediqué a disfrutar de ese momento tan tierno entre padre e hijo.

Tengo que hacer una anotación, porque es cierto que Nano lleva tiempo diciendo “papá” y “mamá”, al igual que otras cosas, pero para mí, hasta que no ha sabido su significado no lo he tomado como “hablar”.

De repente este fin de semana ha empezado a señalarme y decir “mamá” ¡¡eso si es de verdad!! y no lo ha dicho sólo un par de veces, lo dice constantemente, hoy incluso, jugando con su abuela, me llamaba para que mirase lo bien que se lo pasaba con ella.

Son estas cosas, estos pequeños detalles que hacen que cada día me sienta más feliz y orgullosa de ser madre, que cada obstáculo o cada vez que estoy tremendamente cansada, valgan la pena.

Deja un comentario »

Esos últimos días de verano

IMG00335-20110907-1716Normalmente cuando llegan las fiestas de mi pueblo, a mediados de septiembre, llega el final del verano. A mitad de septiembre se acaban esos días de calor, de piscina, barbacoas, terracita….termina mi estación favorita, la que más corta se me hace y la que no volverá hasta dentro de  nueve meses, por lo menos.

A partir de esa fecha inicia un periodo de adaptación para el invierno, días de lluvia y de frio, cambio de hora, etc. Aunque el otoño tiene sus cosas buenas, no me gusta demasiado, pues es el periodo que más lejos queda del verano.

En septiembre de 2011 Nano tenía casi 4 meses, y nos esperaba un mesecito más juntos antes de que empezase a trabajar, lo iba a aprovechar al máximo aunque empezase a hacer frío y no pudiésemos disfrutar al aire libre todo el tiempo.

Recuerdo que los primeros días de septiembre hacia mucho frío y pensé que el final del verano llegaría pronto, pero todo cambió y, por primera vez, el verano quiso alargarse hasta casi mitad de octubre.

Durante todo el mes de septiembre, creé una rutina perfecta que consistía en levantarnos, darle el desayuno y dar un paseo para terminar con un baño en la piscina. Por la tarde hacíamos el mismo ritual. ¿Acaso no es perfecto?

Mi último mes antes de volver al trabajo, disfruté de Nano como no pensé que lo haría. Los dos solitos disfrutando de esos maravillosos días que el verano nos había regalado, quintándoselos al otoño.

2 comentarios »

¡Menudo par!

Hamigosace no mucho os conté que Nano ya tiene un mejor amigo, Toto, y, que gracias a ellos, hemos conocido a sus papis y nos llevamos muy bien.

La mamá de Toto y yo quedamos casi todas las semanas para tomar un cafelillo y contarnos nuestras cosas (sin maridos, solo con los enanos) y, no solo disfruto con su compañía, si no que el hecho de ver a Nano y Toto llevarse así de bien, me da mucha alegría.

Constantemente nos damos cuenta de por qué se llevan tan bien y tienen ese vínculo tan especial ¡Son iguales!

Son dos culos inquietos, no pueden estar quietos ni un segundo, cuando llora uno, llora el otro, cuando rie uno, rie el otro. Se quitan los juguetes, pero a la vez, juegan juntos al corre corre que te pillo.

En la guardería están siempre juntos, además por vídeos y fotos que nos han dado, les ponen a dormir a uno al lado del otro y, les sientan juntos.

La semana pasada, en una de nuestras quedadas, entramos en una tienda porque la mamá de Toto tenía que comprar unas cosas, mientras ella compraba, yo me ocupaba de que estos dos terremotos no cogiesen nada…. ¡Casi me da algo! Cuando conseguía tener a uno controlado, se me escapaba el otro, esos cinco minutos me parecieron horas.

¡Menudo par! Y acaban de empezar su amistad…. Es muy bonito que hayamos encontrado ese vínculo también con sus padres, para que ellos puedan tener una amistad de por vida.

Deja un comentario »

Contigo me olvido de todo

madre e bimboJamás nadie me había hecho olvidarlo todo hasta que nació Nano. Da igual el horrible día que haya tenido en el trabajo, lo cansada que esté, lo gris que sea el día, porque con una mirada suya se me olvida todo.

Hace tiempo que esa sensación se ha intensificado, no porque tenga más días malos, que no es así, si no porque él va creciendo y va demostrando su cariño hacia los demás.

Me encanta ir a buscarle a la guardería, porque en cuanto me ve, deja lo que esté haciendo, empieza a gritar y sonreir y viene corriendo hacia mi con los brazos abiertos ¿Puedo pedir más?

Hoy, especialmente, me he dado cuenta que eso es todo lo que necesito, darle todo el cariño del mundo porque se lo merece y ¿qué me llevo yo a cambio? que me haga la persona más feliz del mundo. No necesito más.

Y me aprovecharé bien de estos momentos, porque con la velocidad con la que pasa el tiempo , llegará un día en el que ya no me quiera recibir de esa manera…. por ello, cada sonrisa, cada abrazo y cada beso los disfruto como si fuese el último .

Deja un comentario »

Mi embarazo

CIMG9753Desde el momento que supe que estaba embaraza mi vida cambió radicalmente. Solo el saber que había alguien dentro de mi creciendo, y que ya desde ese momento dependía de mi, me hizo ver las cosas de otra manera.

Voy a contar mi experiencia dividiéndola en varios puntos :

Molestias  : Tuve un embarazo muy bueno, ni vómitos, ni naúseas, ni nada por estilo. Recuerdo que los tres primeros meses, sobretodo el tercero, estaba cansadísima, pero hasta el punto que se me cerraban los ojos en la oficina y se me caía la cabeza, tenía que levantarme varias veces para ir al baño y lavarme la cara para despejarme….

Ese cansancio desapareció rápidamente hasta el último mes que volvió a aparecer, pero esta vez con razón, ¡¡pesaba 16,5 kg de más!!
Tuve algún pequeño episodio de ciática, pero apenas lo recuerdo.

Sientiendo a Nano : Recuerdo cómo su papá acercaba su oreja a la tripa y decía que escuchaba su corazón… que envidia me daba, yo no sentía nada y quería poder sentir la maravilla que llevaba dentro, hasta que hacia el 5º mes aproximadamente empecé a sentirle. Al principio parecían gases, pero a medida que iba pasando el tiempo, le sentía más y más. ¡Qué sensación más bonita!

En el último trimestre, se veía muchísimo cada vez que Nano se movía, el último mes, sobretodo, el pobre que no tenía casi espacio me daba unas patadas que casi me hacían perder el equilibrio, era alucinante.

Eres especial y diferente:  Algo muy bonito cuando estás embarazada es que todo el mundo te trata de una manera especial, todos quieren cuidarte y protegerte (a veces demasiado)  y esto te hace sentir muy bien, además me gustaba mucho la tripa que tenía, y el peso que había cogido, soy muy delgada y aunque como mucho, me resulta muy difícil engordar, asi que no podía estar más feliz de haber cogido esos kilos tan rápidamente (durante los meses posteriores al parto, los perdí todos y con intereses )

Antojos : Yo soy claramente de salado , el dulce me gusta, pero no es mi gran pasión, el chocolate me gusta bastante, pero no las onzas solas. Pues durante el embarazo no había un solo día que no comiese un par de oncitas de chocolate, era lo que más me gustaba, tenía un gran vicio que perdí en el hospital (no he vuelto a comerlas). Nunca creí que fuese cierto lo de los antojos, pero se ve que si (aunque no hacía ir a mi marido a las tantas de la noche a por chocolate). También me dio por comer palomitas, sobretodo hubo un mes (no recuerdo cual) que todos los días tenía que comerlas. (escribiendo esto me doy cuenta de por qué engordé tanto)

Movilidad : Cuando estás en los primeros meses de embarazo y la gente que ya ha tenido hijos te cuenta lo poco que podrás moverte más adelante, no te lo crees (por lo menos yo) y, después te das cuenta de la razón que tenían. Llegó un punto en mi embarazo que cuando venían amigos a casa o íbamos nosotros a verles, yo tenía que sentarme en la peor silla (incómoda para cualquier persona, menos para mi) para poder levantarme fácilmente. La gente me ofrecía el sofá y tenía que negarme, porque si no, no podría levantarme jamás.

Ropa : No compré ropa para premamá, durante el invierno fue muy bien, me compré vestidos anchitos y mi familia y amigos me dejaban ropa. Pero cuando llegó el calorcito, esos vesitidos de invierno no había quien se los pusiese. Intenté ponerme en varias ocasiones unas camisetas que tengo anchas… y ¡parecía un chorizo! Es muy difícil vestirse, abrir tu armario y ver que no puedes ponerte absolutamente nada, pero conseguí pantalones anchos y camisetas grandes.

En definitiva, mi embarazo ha sido una experiencia maravillosa, indescriptible, y que jamás olvidaré.

2 comentarios »

Mamá Oveja

La madre del cordero

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi mamá me mola

Historias de una Familia molona: blogterapia, planes molones y un poquito de "heart made" chulo de vez en cuando...

¡S.O.S Primerizas!

Blog basado en la experiencia de una madre primeriza.

Oriella Carolina

Bienvenidos!!

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

regalosbabytu

Dinos lo que necesitas y lo creamos para ti

tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá