tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

Con cierta nostalgia

correrYa estamos de nuevo en plena temporada de carreras, todo el mundo entrenando por las calles, ilusioados por mejorar su marca en la próxima carrera, con ganas de disfrutar de su deporte favorito con otras miles de personas, vivir el ambiente…. y las cañitas de después, no nos vamos a engañar ,que sientan muy bien!!!

En mi trabajo somos varios los que corremos y el año pasado nos apuntamos a Norte Sur , en Madrid. El ambientazo no podía ser mejor, y no solo el día de la carrera, sino los días anteriores en la oficina, nos animábamos unos a otros.

La noche anterior a la carrera no dormí nada, me tiré toda la noche tosiendo, algo no pintaba bien, pero yo fui igualmente, no podía perdérmelo, me llevé mi muñequera con un par de euros, por si me tenía que retirar, pero no fue así, los primeros 5 km se me hicieron duros, pero los siguientes 5km fueron de maravilla. Llegué en el minuto 59 (todavía no he superado mi marca de 53, pero lo haré algún día), llena de alegríá y con un subidón impresionante, lo había conseguido en menos de una hora!!!! Tengo que anotar que esta carrera fue mi vuelta a las andadas después de un importante parón de más de 6 meses debido a la incontinencia ( y por supuesto antes el embarazo y el parto) y, por esta razón no me la podía perder pese a no haber dormido nada.

Después de la carrera lo celebramos como se merecía, porque todos habíamos terminado!!!

Recordando este día, me entra mucha nostalgia, despúes de esta carrera, he hecho varias más, y las últimas justo antes de navidades, creo que me emocioné demasiado y mi cuerpo no está todavía recuperado, por lo que mi carrera el 31 de diciembre, en mi pueblo, fue la última.

No he vuelto a correr desde entonces, pues no quiero tentar a la suerte, primero me recuperaré completamente y después correré.
Pero no puedo negar que lo echo de menos, hacer deporte, disfrutar de la naturarleza (lo que más me gusta es correr por el campo), y sentir esos nervios cuando estás a pocos segundos del pistoletazo de salida en una carrera popular.

Me he propuesto montar en bici, además podemos hacerlo en familia y lo pasaremos genial, poder disfrutar todos juntos de este deporte, la bici, y me haga descubrir que no todo es correr, que hay más deportes para mi que no destrocen mi suelo pélvico. Eso si, no voy a dejar de luchar por recuperarme y volver a mis andadas, aunque tenga que esperar unos años… se que la media maraton me espera…

Anuncios
Deja un comentario »

Se acabaron las carreras

carreraMe encanta correr, aunque dicen que correr es de cobardes… puede ser, pero me relaja, desconecto de todo y, las carreras populares son muy, muy divertidas.

Mi última carrera antes de que naciese Nano fue en Paris, coincidía con mi cumpleaños y fuimos ese fin de semana toda la familia.

Resulta que, más tarde me enteré que ya estaba embarazada….
 
Al estar embarazada dejé de correr, hace poco me enteré que aún estando embarazada, puedes correr (siempre que estés acostumbrada a hacerlo y, que lo hagas con tranquildad), pero bueno, yo dejé de correr.

Cuando nació Nano y me recuperé completamente, empecé a correr, al principio muy poco a poco, pues estaba muy desentrenada, pero cuando ya me vi en forma, corría como de costumbre, hasta que llegó un momento que noté algo raro, llegué a casa algo mojada. No le presté demasiada atención y la siguiente vez que salí a correr, volvi a llegar a casa un poquito más mojada que la vez anterior, hasta que la última vez llegué completamente empapada. Eso ya no me gustó, y fui a la matrona, ésta me dijo que tenía el suelo pélvico hecho un asquito y que correr no era el mejor deporte, lo tuve que dejar.

Pasados seis meses y, tras hacer mis ejercicios de suelo pélvico, mis compañeros de trabajo se habían apuntado a un carrerón… y no pude resistirme, asi que hice la prueba, y todo salió bien, empecé a entrenarme para esa carrera y … ¡Cómo disfruté!!

Comencé así, mi nuevo periodo de carreras, entrenando y apuntándome de vez en cuando a carreras. Hasta que, unos días antes de Navidad, en una carrera, volvió a pasar otra vez…. Repetí la prueba para cerciorarme y, efectivamente me volvió a pasar.

Volví a ver a la matrona y hace mes y medio, me dijo que soy demasiado joven, correr es el peor deporte para el suelo pélvico y, que si no quiero mearme cada vez que tosa, estornude, me ría, etc… tengo que dejar de correr……

En fin, esta es alguna de las consecuencias de ser mamá, el cuerpo cambia y no se recupera del todo, no se si podré volver a correr, pero aún así, pese a ser algo que me gusta tanto, no cambiaría jamás a mi nene, él me hace mucho más feliz que correr, así que podré soportarlo.

Deja un comentario »

Todo se olvida por ellos

Mi postparto no fue precisamente maravilloso, así como con el parto casi ni me enteré y, además, estaba psicologicamente muy preparada, para el postparto no lo estaba para nada, y me llevé una “gran” sorpresa.

Mi nene nació con forceps, pues como no quería salir, en el último momento se echo hacia atrás y, la única manera para hacerle salir era con forceps, si eso no funcionaba, me tendrían que practicar una cesárea de urgencia. Menos mal que funcionó, pero como soy pequeñita, tuvieron que darme muchos puntos.
Además de los puntos, por si eso fuera poco, tuve otros pequeños problemillas… en fin, no voy a dar muchos detalles, pero no pude sentarme en un mes.

Los primeros días fueron un poco duros, no sólo porque teníamos una criaturita a nuestro cargo y eramos totalmente inexpertos, sino porque además, yo estaba fisicamente muy limitada. Gracias a mi marido, esos 15 primeros días los llevé un poco mejor, el probecillo tenía que ocuparse de los dos. Tuve algunos días que me ponía a llorar sin saber porqué, en esos momentos, entendí porque algunas madres tienen depresión postparto. Me sentía incapaz de cuidar a mi bebé y me sentía un poco frustrada, además, veía a mi marido como se defendía con él y tenía envidia (sana, por supuesto), apenas podía cogerlo en brazos porque no podía sentarme y de pie me mareaba rápidamente. Por suerte, eso duro poco y, mis lágrimas duraron solo unos días. Cuando lo peor había pasado, me di cuenta que ya todo solo podía ir a mejor y así fue.

Muy poco después de estar totalmente recuperada, casi me había olvidado de esos primeros días. Es verdad que lo malo se olvida, bueno, en realidad no se olvida, pero lo recuerdas vagamente y, ¿porqué? Porque que todo pasa, no dura eternamente y, sobretodo, ves que todo por lo que has pasado, merece mucho la pena.  Dicen que es la hormona de la oxitozina, porque tiene efectos anestésicos que hacen olvidar esos momentos; yo prefiero pensar que es el amor de madre lo que hace que esos dolores se queden en una zona alejada del cerebro.

Deja un comentario »

Mamá Oveja

La madre del cordero

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi mamá me mola

Historias de una Familia molona: blogterapia, planes molones y un poquito de "heart made" chulo de vez en cuando...

¡S.O.S Primerizas!

Blog basado en la experiencia de una madre primeriza.

Oriella Carolina

Bienvenidos!!

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

regalosbabytu

Dinos lo que necesitas y lo creamos para ti

tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá