tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

En cuarentena

20060213210958-gatoVaya, si antes digo que la relación entre Nano y uno de mis gatos es buena o, por lo menos aceptable, hoy ha ocurrido lo que no queríamos que ocurriese.

EL pobre gato ha tenido mucha paciencia, le entiendo y, Nano es muy pesadito. Claro, ha llegado un punto que el gato ya no puede más, no deja pasar ni media.

A principios de semana, le arañó entre los ojos (¡Que peligro!), por suerte no fue nada importante, pero hoy… Me he despistado solo un segundo, cuando empiezo a sentirle llorar, le miro la cara y, le veo unas arañazos enormes.

Ninguno de los dos tienen la culpa, uno es un animal y, el otro, es un bebé ¿Qué puedo hacer? Pues ponerles en cuarentena, no estarán en la misma habitación durante un tiempo, no es lo que más me gusta, pero no puedo arriesgarme a que esto vaya a más y, tengamos de verdad un buen susto.

Espero que, con el tiempo, al gatito se le pase el enfado y vuelva a soportar a Nano y, que Nano, aprenda un poco a que, si quiere “jugar” con su amiguito, hay que hacerlo con cuidado.

Deja un comentario »

Él y los gatos

furiaDesde que supe que estaba embarazada, me atemorizaba la relación que tendrían mis gatos con Nano. Mis gatos, no son los típicos gatos, siempre te buscan, están a tu lado, no les gusta estar solos… a veces son un poco pesados de lo cariñosos que son.

Para mi no sólo son gatos y mascotas, son parte de la familia y, siempre lo han sido. Por ello, me asustaba cómo reaccionarían cuando llegase el pequeño.

Tomamos una sabia decisión y, aunque nos daba miedo que saltasen a su cuna, no quisimos cerrar puertas y aislarles, de esta manera no se sentirían desplazados. No se si fue esto lo que ha hecho que le toleren o, ha sido pura casualidad. Pero, el hecho es que, desde el primer momento, han respetado su espacio y se han resignado a que ya no son lo únicos que recibirán mimitos.

Los “problemas” llegaron cuando Nano empezó a darse cuenta que los gatos estaban ahí… empezó a ¡tirarles del pelo!, me preocupaba no sólo que los gatos le contestaran con un zarpazo, sino que Nano se llevase a la boca ¡la mano llena de pelos!

Uno de mis gatos, la hembra, es más inteligente y se escapa cuando ve que Nano se acerca a ella. En cambio, el macho, que es más pesadito y cariñosón, siempre tiene que estar pegado a nosotros.

Después de la etapa del pelo, hubo un pequeño respiro, pero tras ese respiro llegó la época de querer acariciarles (eso está muy bien) o ¡tirarles juguetes! (esto no está bien). Me ha sorprendido la paciencia que tienen los dos para aguantar esas “palizas” que, a veces, les da Nano.

Tengo que vigilar mucho la relación que hay entre ellos, los gatos son animales, no puedo enseñarles lo que está bien y lo que no, pero a Nano si, poco a poco irá aprendiendo cómo tratar con ellos, pero en definitiva, la relación está siendo muy buena y, sólo el tiempo dirá cómo será en el futuro, pero aquellos temores del embarazo, eran solo temores, creo que, además, es muy bueno para un niño, ver y aprender, desde casa, cómo se debe tratar y respetar a los animales.

Deja un comentario »

Mamá Oveja

La madre del cordero

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi mamá me mola

Historias de una Familia molona: blogterapia, planes molones y un poquito de "heart made" chulo de vez en cuando...

¡S.O.S Primerizas!

Blog basado en la experiencia de una madre primeriza.

Oriella Carolina

Bienvenidos!!

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

regalosbabytu

Dinos lo que necesitas y lo creamos para ti

tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá