tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá

Mi parto

sala-de-parto_2845205Me preparé mucho para el parto, psicológicamente hablando, desde antes incluso, de las clases de preparto. No tenía miedo, estaba preparada para el dolor que pudiera sentir. Solo quería ver a Nano y tenerle en mis brazos.

Solo había una cosa que me daba miedo : La Epidural, me aterraba, el lugar donde la ponen, el no poder moverte ni para respirar mientras te la ponen. Tanto miedo la tenía que no la quería, estaba dispuesta a sufrir.

Nano se retrasó, la familia de mi marido vino a verle nacer y se tuvieron que volver a Italia sin verle y, el muy simpatiquín ¡nació al día siguiente de haberse ido!

Recuerdo que ese día había elecciones y, aunque yo no soy muy política que digamos, iba a votar, no sabía muy bien si iría a votar con el carrito o con la pedazo de tripa, al final ni uno, ni otro…

Tras esa pizza maravillosa que cené, que estoy convencida que fue lo que le hizo salir visto lo tragón que me ha salido, empezaron las contracciones y yo, pensando que eran gases, no hacía nada más que caminar por la habitación.

Era tan pasota porque el día anterior tuve una falsa alarma. Estábamos cenando toda la familia despidiéndonos de la familia de mi marido, pues se iban al día siguiente. Estuve 2 horas con contracciones muy fuertes, así que nos fuimos toda la tropa al hospital. Tras un par de horas allí nos mandaron a casa, por esto al día siguiente, pensé que serían gases, por haber comido tanto.

Pues no era así, ya que de repente, rompí aguas, como en las películas, pero con la diferencia que la mia no era transparente, era marrón (el meconio). Fuimos mi marido y yo al hospital solos esta vez. De camino, las contracciones se intensificaban (no eran como las del día anterior), allí me exploraron y no estaba nada dilatada, pero como había roto aguas y, sobretodo, Nano había hecho caquita, me tenían que ingresar.

Pasaron 4 horas, en las que ya no sabía ni cómo colocarme, me volvieron a explorar y había dilatado solo ¡un centrímetro! Me dí cuenta de la larga espera que tendría, y pensé que no soy superwoman y que quizá no era tan peligrosa la epidural, así que la pedí. No fue para tanto y fue inmediata, sentí como me bajaba y me aliviaba el dolor…. ¿por qué no la pedí antes?

A partir de ahí estuve otras 8 horas más antes de que naciese, pero ni me enteré, es más, cuando entraron como 10 personas en la habitación porque ya era el momento, yo estaba durmiendo.

En ese momento, fue todo muy deprisa, mucha gente haciendo muchas cosas, Nano no quería salir, se había subido, así que me dieron un ultimátum, o funcionaba con los forceps o me tendrían que hacer una cersárea de urgencia. Entre los forceps, un tío enorme rompiéndomme las costillas para empujar a Nano, y mis empujones, que al no sentir nada , no se con qué fuerza empujaría, finalmente le sacaron.

En todo esto, recuerdo que Nano se había hecho caca antes de nacer, el llamado meconio. Cuando esto sucede, pueden ocurrir tres cosas :

– Que no pase nada ( como le ocurrió a Nano )

– Que tenga en la boca y se lo trague. Si es así, le pueden hacer un lavado de estómago. No tendría que haber mayores problemas.

– Que lo respire y se le meta en los pulmones. Si ésto ocurre puede ser  grave (podéis encontrar más información aquí)

Por suerte, todo fue bien y, fue el moemnto más intenso y maravilloso de mi vida, cuando colocaron mi pequeña criatura sobre mi…. NO HAY PALABRAS PARA EXPLICARLO

Deja un comentario »

Mamá Oveja

La madre del cordero

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi mamá me mola

Historias de una Familia molona: blogterapia, planes molones y un poquito de "heart made" chulo de vez en cuando...

¡S.O.S Primerizas!

Blog basado en la experiencia de una madre primeriza.

Oriella Carolina

Bienvenidos!!

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

Escribir para decir estuve.

Un blog más, pero de otro ser. Que es feliz escribiendo y que por eso escribe.

regalosbabytu

Dinos lo que necesitas y lo creamos para ti

tumamy

Historias e historietas sobre la vida de una mamá